jueves, 5 de marzo de 2015

Mi hijo juega con muñecos

Estoy algo indignada, bueno y sorprendida también. No logro entender qué le pasa a nuestra sociedad. Mucho defender la igualdad, y aún queda gente que se extraña cuando ve a un niño empujando un cochecito de muñecos por la calle.

No tengo hijas, tengo dos niños, y desde bien pequeños no hago distinción de juguetes ni colores. Dejo que los intereses fluyan sin condicionar. En casa no sé cuántos coches, motos, camiones, trenes y grúas hay… a montones! Pero mis hijos también tienen un carrito con su escoba, su mocho, recogedor y cubo, su cocinita (que por cierto, les encanta a los dos), sus muñecos y muñecas… 

Demamis, Niño jugando con muñecos


¿Y qué hay de malo? Nada, para mí sólo hay factores buenos:
  •        Juegan imitando a papá y mamá
  •      Aprenden a respetar todas y cada una de las tareas de casa, sin hacer desprecio a ninguna
  •        Despiertan el interés por las cosas que les rodean
  •       Con sus muñecos aprenden a mostrar cariño, a exteriorizarlo (hay quién no sabe hacerlo porque nunca se lo han enseñado).
  •        Aprenden a no tener prejuicios
  •        Aprenden a sociabilizar
  •    ...

Obviamente, ellos tienen sus preferencias, y eso está muy bien, hemos de fomentar que tengan criterio, pero hay que darles alternativas. No comparto eso de “esto es de niñas/niños”.

Demamis, niña jugando con camión


El otro día fui a recoger a mi peque mayor al cole, tal y como habíamos quedado le llevé su cochecito de muñecas y una de ellas. Un papá que me vio en la puerta me dijo, “ Pero como, eso no será para tu hijo, verdad?” me quedé un poco fuera de juego porque no me esperaba esa pregunta. Segundos después le dije “ Claro que es para él, ¿para quién sino?” se quedó con una cara digna de ver, me dijo que él a su hijo le dice que eso son cosas de niñas, y pasó de largo. He de confesar que me molestó.

Cada cual que eduque a su hijo como quiera o sepa, pero creo que así no vamos a ninguna parte. El día de mañana nuestros hijos han de ser autosuficientes, han de estar preparados para todo, han de respetar…y nosotros les hemos de equipar de todo lo necesario para ello, y no me refiero a cosas materiales, ya me entendéis, principios y valores. Nuestros maridos han evolucionado más que sus padres, pero aún quedan muchos prejuicios, y los padres y madres tenemos la obligación de ayudarles a crecer y a estar preparados para el día de mañana.

AH! Y luego está el que cree que así se condiciona su sexualidad. Vamos hombre! Primero, mi hijo será como él sea. Segundo, su sexualidad será cosa suya y de nadie más.

Ala! Ahí lo dejo. Es que necesitaba expresarme…hay cosas que no puedo. Espero no haber molestado a nadie, si es así lo siento, no era mi intención.


Un abrazo

2 comentarios:

  1. Hola Paloma, no te extrañe la gente prejuiciosa, que de todo hay... mis hijos e hija comparten sin ningún problema muñecos y camiones, cocinita y pelotas. Tú haces bien porque el juego libre fomenta su imaginación y aprenden a compartir y eliminar patrones negativos respecto a determinadas tareas.

    ResponderEliminar
  2. Hola Dorisita! Gracias por visitarme :) Desde luego, hemos de fomentar todo aquello que les ayude a su desarrollo. Un abrazo

    ResponderEliminar