martes, 8 de septiembre de 2015

Gestación subrogada, el sueño cumplido de ser madre

Ayer en un canal catalán (8TV), vi una entrevista que me dejó tocada. A grandes rasgos, el tema era la gestación subrogada, es decir, que otra mujer geste a tu bebé. Al oír el encabezamiento del programa pensé, vientres de alquiler.

Quién más quién menos conoce a alguien (él o ella) que tiene, o sufre en primera persona, problemas para quedarse embarazada, por cuestiones genéticas, porque cada vez tendemos a querer/poder formar una familia más tarde, porque han recibido un tratamiento que les imposibilita quedarse embarazadas, porque la fertilidad está bajando quizá por lo que comemos o respiramos… mil causas. También hay mujeres que quieren ser madres solteras y ellas no pueden gestar, parejas homosexuales que quieren tener hijos. Hay muchas personas que desean tener hijos y no pueden.



El caso del que hablaban en el programa era el de una mujer que si no recuerdo mal a los 38 años sufrió un cáncer, sabemos de la dureza del tratamiento, y a veces hay que tomar decisiones muy duras y difíciles, en este caso la decisión tomada implicaba no poder gestar hijos. Tomó esta decisión a pesar de que su mayor deseo era ser madre, y lo tomó porque era la alternativa que más esperanzas le daba de curarse.

¿Qué pasa entonces? La vida te da un golpe muy duro y ¿debes abandonar tus sueños cuando sabes que podrías ser una buena madre? Claro que existe la adopción, aunque a veces, esta vía puede ser larga, difícil y muy costosa.

Una salida es la Gestación Subrogada. En España la situación es alegal. Es una forma de reproducción asistida en la que participan los futuros padres y una mujer que gesta el embrión, éste puede ser resultado de una inseminación artificial o de una fecundación “in vitro”, y los gametos pueden proceder de uno de los progenitores y de una donación, de los progenitores, o de donaciones. Si quieres más información pásate por aquí.

Mi objetivo no es posicionarme o juzgar. Simplemente quería expresar una serie de reflexiones y/o emociones que sentí al oír la entrevista.  Como madre que soy me cuesta pensar que otra mujer pueda gestar un bebé y una vez nacido pueda separarse de él, dárselo a la futura mamá y olvidarse. A veces, incluso antes de que te confirmen que estás embarazada, una misma ya lo sabe, y es en ese momento que nace un amor incondicional por ese futuro bebé,  y una conexión mágica. Pero hay mujeres que saben de lo difícil que es para otras llegar a ser madres, y permiten a éstas serlo gracias a gestarles ellas el bebé. Y lo hacen para ayudar a otras mujeres, en muchos casos sin recibir nada a cambios (cubrirles los gastos derivados del embarazo), para mí esto es un acto de generosidad y solidaridad absolutos, incluso algunas de estas mujeres ya tienen su propia familia, su marido y sus hijos, que las apoyan en este camino. Las aplaudo.

Está claro que mamá es la que está ahí, la que cuida, mima, educa, protege… Está claro que en estos casos la carga genética es la de los futuros padres, no la de la mujer que está gestando al bebé.  Está claro que estos padres tienen una ilusión loca por la llegada de su deseadísimo bebé. Pero ¿qué pasa con la mujer que ha cedido su útero? ¿Tan grande es su generosidad que una vez llegado el parto puede desvincularse de ese bebé?

Ayer me emocioné al ver que hay parejas o mujeres que desean tanto un bebé, que han luchado y han intentado todos los caminos posibles, que se han llegado a hipotecar para llegar a su fin, ser padres. Y me emocioné al ver que en el mundo hay gente tan generosa, con tanto amor, que son capaces de durante 9 meses gestar un bebé para que otra pareja o madre pueda crear su familia y lograr su sueño.

Espero que no haber molestado a nadie, no me posiciono, respeto diferentes opciones y me emociona la generosidad.


Un abrazo

3 comentarios:

  1. A mí me parce una opción muy válida siempre que se dé dentro de unas circunstancias en las que no se venda al bebé y la madre gestadora (se dice así?) esté de acuerdo. Pero como tú bien dices, me parece algo que yo personalmente no sería capaz de hacer.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe de ser muy difícil.. Un beso y gracias por pasarte por aquí :)

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar