viernes, 30 de octubre de 2015

Salir de una gran ciudad

En agosto os conté que me había mudado, salimos de Barcelona, y ahora vivimos en Sant Cugat, a las afueras. Piruli me pregunto hace ya unos post por nuestro destino, perdona, te respondo un poco tarde pero es que ...entre virus y cosas varias llevo un desorden mental que pa qué!

Bien, la cuestión es que dimos el paso y salimos de la gran ciudad. Es curioso como le cambia a una la vida, hay un par de cosas que nunca hubiera pensado hacer, una casarme, y estoy felizmente casada ( unos días más que otros) y la otra, irme de Barcelona, era y soy una gran enamorada de esta preciosa ciudad.  

Me costó tomar la decisión de mudarnos, pero mi marido estaba tan ilusionado y feliz que me eché la manta a la cabeza. He de reconocer que el primer mes tenía mis miedos... entre la mala adaptación que tuvieron los niños, sobretodo el mayor (vamos, le cambió tanto el carácter que yo no lo reconocía...menudo carácter!!) y la falta de servicios a mi alrededor ( tiendas, ambiente, etc) no tenía muy claro si habíamos hecho bien en cambiarnos.

Pero ahora he de reconocer que soy feliz. Lo único que echo de menos es tener a mis padres y a mis suegros cerca, aunque en un momento con el coche se plantan en casa, pero ya me entiendes, no es lo mismo.

Parece mentira cómo cambia una sus preferencias. Ahora disfruto del silencio, de la naturaleza, de ver paisajes que estaban verdes hace unos días y ahora disfruto viéndolos con las tonalidades típicas del otoño. Y me da mucha pereza ir a Barcelona ¡qué follón y qué ruido! ¿cómo no me daba cuenta antes? 



Ah! hay otra cosa que echo de menos, andar ¿qué contradicción verdad? Aquí te has de hacer a la idea que necesitas coche para todo, y más este año que el peque va a la guardería y me pilla más lejos. El año que viene iremos andando al cole, pero de momento he de buscar un rato (que me está costando mucho) para ir a andar, o mejor dicho a correr...a ver si me pongo en forma.

y tú, ¿has vivido un cambio así? ¿cómo lo has llevado?

Un abrazo

jueves, 29 de octubre de 2015

Cumpleaños accidentado

Hay fechas que te gusta celebrarlas por todo lo alto. A mi los cumples de mis peques me hacen especial ilusión, si caen entre semana no hacemos una gran fiesta, la dejamos para el fin de semana, pero me gusta hacer algún detallito y que el niño se sienta especial.



El 22 de octubre Teo cumplió 2 años, ¡cómo pasa el tiempo! Ojalá no olvide nunca su nacimiento. Recuerdo intensamente el de los dos, cada uno fue diferente, los viví de manera distinta pero igual de emocionada y feliz. El día de sus cumples me da por recordarlo todo, es como un repaso para que no se olvide, y siempre cae alguna lagrimilla.

El sábado anterior, después de pasar un día muy divertido visitando una granja escuela, Teo empezó con fiebre por la noche, así pasó el domingo y el lunes empezó con tos, una tos muy característica, seca, que siempre va acompañada de tres o cuatro tosidos igual de secos… Empecé a preocuparme, por desgracia me estoy haciendo especialista en bronquitis, y efectivamente el martes me lo confirmaron. Así que broncodilatador. Llegó el gran día, obviamente estaba en casa, seguía con fiebre, 38-39…ahí andaba hasta que subió a 40 y empezó a sangrarle la nariz. Nunca había visto algo así. Una subida repentina de fiebre, el pobrecito mío se quedó irreconocible, además muy laxo. Entre lo laxo y la sangre me empecé a poner muy nerviosa. No podía parar la hemorragia, por mi cabeza pasaron mil cosas….uff que mal rato, hasta que me serené y pensé “Paloma estás sola, tranquila, Teo te necesita”. La sangre me altera mucho, empiezo a sentir debilidad en las piernas y me paraliza, como lo sé me controlé. Le di Dalsy para bajar la fiebre, le calcé y salimos pitando para el ambulatorio que está muy cerca (quizá debí ir al hospital pero está bastante más lejos). Yo conduciendo, el chiquitín mirándose la sangre asustado, yo cantando y hablándole para que no se durmiera (por si acaso, que se yo…) y estuviera tranquilo. Llegamos y nos atendieron rapidísimo, placas y diagnóstico, inicio de neumonía, antibiótico y para casa. Por lo visto hay niños que ante subidas fuertes de temperatura sangran… una vez me lo contaron me quedé más tranquila, pero el miedo que pasé no lo sabe nadie. Creo que nunca estaré preparada para actuar en casos de emergencia…luego me sentí fatal.

¡Menudo cumpleaños tuvo el pobrecito! ¡Y menudo susto nos pegamos los papis! Menos mal que ya está bien, blandito porque el antibiótico lo deja hecho polvo, pero ya pasó. Y ahora a esperar al próximo episodio de bronquitis, porque estoy convencida de que habrán más hasta los 3-4 añitos…pobrecito.

Y tú, ¿has vivido momentos similares? ¿Cómo lo has vivido? Yo con mucha angustia…la sangre fría no es lo mío.


Un abrazo

miércoles, 28 de octubre de 2015

Miércoles Mudo: Tarta Vegana

miércoles, 21 de octubre de 2015

Miércoles Mudo: Día en la granja

martes, 20 de octubre de 2015

Yo me lavo, un libro que a los más peques les encantará

Hace unos días recibimos en casa un libro que sabía que a mis peques les iba a encantar, sobre todo al pequeño. Decidí no decirles nada hasta la hora del cuento, antes de dormir. Ahí estaban, sentaditos en una de las camitas, recién bañaditos (qué guapos están tan repeinados) y cenaditos. Se notaba ya su cansancio, el día había sido largo, sobre todo para el mayor que los jueves tiene natación y acaba agotado. Les dije que me tocaba a mí elegir libro, protestaron, pero cuando vieron entre mis manos el nuevo libro dieron un bote a la vez.

Lo primero que percibieron fue sus ilustraciones, bonitas y dulces, con relieves, formas y diferentes tactos, sus colores son, como decirlo, “muy cuquis” sin caer en lo cursi, a mi sinceramente me enamoró.

Yo me lavo, Ed. Juventud. Lo encontrarás en Boolino


Cuando decidimos abrirlo, Teo se emocionó al ver imágenes que le eran familiares, “a dusha” como dice él cuando toca el bañito, uno de sus momentos preferidos del día, donde se relaja, se divierte, juega con su hermano y mamá le pone cremita. Lo pasamos muy bien, viendo, reconociendo, tocando y asociando los diferentes elementos.

Al mayor, con casi 4 años, pensé que le aburriría y dejaría de prestar atención, pero ¿cuál fue mi sorpresa? Estaba deseando explicarle el cuento a su hermano pequeño porque él ese tema ya lo domina, tanto el vocabulario como los hábitos higiénicos. Así que se ha convertido en uno de nuestros libros de referencia, enriqueciendo el vocabulario del peque, enseñando y/o reforzando hábitos higiénicos en ambos que seguro les ayuda a ser más autónomos, y fortaleciendo la relación entre ambos hermanos.

Este súper recomendable libro es Yo me lavo, de la editorial Juventud e ilustrado por Amélie Graux. Puede ser un muy buen regalo para esta Navidad, porque no todo ha de ser juguetes, con los libros y las fantásticas historias que nos cuentan los niños pasan ratos de diversión y aprendizaje inolvidables.

Lo puedes encontrar en Boolino, sin salir de casa, entra y verás todo lo que tienen para que elijas.

Feliz Lectura!

lunes, 19 de octubre de 2015

No voy a tener más hijos ¿seguro?

Estoy en esa fase en que creo que he tomado (vaya, hemos tomado) la decisión de no tener más hijos. Tengo en el trastero 3 cajas llenas de ropita de bebé, me resisto a deshacerme de ellas, es una sensación extraña, no quiero más, pero y si… ¿me entiendes? Y mi marido empeñado en recordarme que me he de deshacer de ellas.



Me encantan los bebés, esa sensación tan maravillosa de coger a un bebito, notar su calor, su piel suave, su olorcito, sus manitas… me despiertan mucha ternura. Pero no me veo capaz de tener otro ¿Y si fuera niña? Como dicen muchos, pues no sé, mucho me tendrían que asegurar a mí que fuera a ser así, pero en el fondo, ahora mismo no.

Mi peque tiene 2 añitos recién cumplidos, se lleva 23 meses con el mayor. Necesito tanto recuperar un poco mi espacio…sólo quiero un cachito. Y quiero hacer muchas cosas con mis niños. Quiero hacer excursiones pero sin pensar en la bolsa con los pañales, el biberón, los palitos de pan o galletitas, las maravillosas toallitas húmedas, los potitos, la cucharita, y el babero! Pobrecitos dicho así parece que esté superagobiada, no es eso, me apetece pasar a otra fase que ya está empezando, y volver atrás me da mucha pereza.

Además hay un detalle importante, he estado 18 meses despertándome cada 2 horas ¿sabes lo que eso? Seguro que muchas sí. Me he sentido durante tanto tiempo realmente agotada, física y emocionalmente, que sólo de pensar que esto se volviera a repetir me da algo, además el tiempo va pasando y una ya tiene una edad!

Pero es curioso, una cosa es lo que te dice la cabeza, y otra muy diferente la que te dice tu cuerpo. Cuando pienso en cerrar el chiringuito me entra como pánico, nostalgia…no sé, una sensación muy extraña. Es como si en un rinconcito de mi ser quedara un poquito de esperanza, tener otro. Y desde luego, no es por ir a buscar la niña, que yo con mis chicos estoy encantada.


Así que no sé qué hacer con la ropita, la voy dejando, pero siempre vuelve… 

Un abrazo

jueves, 15 de octubre de 2015

Actúa contra el hambre

El día a día es muy ajetreado, de aquí para allá, trabajo, casa, niños, hobbies (el que puede)… no queda tiempo para pensar en los demás, y me refiero a los demás que no conocemos, al hecho solidario de pensar en ayudar a quién más lo necesita. 

Si una cosa buena se puede sacar de la crisis es el echo solidario, el de ayudar a los demás a cambio de nada. Y a veces ayudar no requiere dinero, por ejemplo, recogida de ropa en buen estado en colegios para pasarla de un niño a otro (que igual es el mejor amigo de tu hijo), o meriendas solidarias en coles para recoger dinero y que ningún niño se quede sin ir a las excursiones…la necesidad hace que las personas se las ingenien para salir adelante y ayudar.

Luego hay organizaciones como Acción contra el Hambre, ONG internacional humanitaria e independiente que está presente en más de 45 países. Con una misión clara, “un mundo sin hambre” y un objetivo “devolver la dignidad a quienes hoy viven amenazados por el hambre”. Ellos también trabajan en España, por ejemplo con un “proyecto de Empleabilidad que tiene como objetivo facilitar el acceso al mercado laboral  de personas en riesgo de exclusión, a través de programas de acceso de empleo y de emprendimiento de ONG”.



Siempre me ha parecido curioso/indignante que el mundo produzca el doble de alimentos necesarios para alimentar a toda su población y, a pesar de ello, 1 de cada 9 personas no se alimenta lo suficiente. Y es triste pensar que ocurra esto en pleno siglo XXI, cuando empresas (supermercados, restaurantes, fábricas, etc) han de deshacerse de alimentos porque se les caducan o les sobran, o uno de los problemas sea el aumento de peso por comer en exceso. Eso sí, hay organizaciones que se encargan de recoger esos alimentos que van a ser tirados o les queda poco para caducar para repartirlos entre los más necesitados, gracias a la solidaridad hay bancos de alimentos que facilitan que familias enteras puedan tener esa necesidad cubierta… el ser humano es increíble.

Y ahora el dato más escalofriante y atroz, cada día 8500 niños muere a causa de la desnutrición aguda. No llego a entender como esto puede suceder, mientras hay estados que invierten cantidades ingentes de dinero en proyectos innecesarios… ¿qué está pasando? ¿Cómo se puede consentir que mueran niños por desnutrición? ¿Qué culpa tienen estos pequeños? ¿y por qué madres y padres han de sufrir tanto? porque no poder alimentar a tu hijo debe de ser dolorosísimo.

Acción contra el Hambre ayuda a proporcionar un tratamiento especial para los niños con desnutrición aguda, sus proyectos luchan contra el hambre y la desnutrición, son proyectos que combaten las causas del hambre y que generan oportunidades de desarrollo de las familias, pero necesitan llegar a más familias, porque sólo 1 de cada 10 niños que lo necesitan lo están recibiendo.

En estos proyectos entregan tratamientos de desnutrición terapéuticos, aseguran el acceso a agua limpia a las familias, trabajan para que tengan medios de asegurar una alimentación adecuada, entre otras actividades. 

El año pasado ayudaron a  más de 9 millones de personas en más de 40 países gracias a las donaciones de personas como tú y como yo. ¿Qué te parece si les echamos una mano? Podemos ayudar de muchas maneras a erradicar el hambre en el mundo, y a dejar un mundo mejor a nuestros hijos.

Si quieres obtener más información sobre esta ONG(accioncontraelhambre.org) entra en su página web y podrás ver cuál es el destino de las ayudas, cómo saber si las ayudas llegan donde más lo necesitan, si ayudando también ayudas a las familias sírias, y si tus donaciones desgravan.

¿Te apuntas?

Un abrazo





miércoles, 7 de octubre de 2015

Miércoles Mudo- Ver mundo